LA ORGANIZACIÓN PARA LA SALUD FUNDADA POR EL DR. RATH ES ÚNICA EN EL MUNDO:
TODOS LOS BENEFICIOS SE DESTINAN A UNA FUNDACIÓN DE UTILIDAD PÚBLICA. leer más

Dr. Rath Health Foundation

Dr. Rath Health Foundation

 

Página principal > Research News > Articles

Enfermedades del Tejido Conectivo y su relación con las Enfermedades Cardiovasculares

El tejido conectivo es uno de los más abundantes y de más amplia distribución en el cuerpo humano. La configuración y forma del cuerpo, incluidos sus órganos, músculos, huesos y cartílagos, están determinados por las propiedades del tejido conectivo. La piel, la sangre, los vasos sanguíneos, el tejido adiposo (células grasas), los tendones, los ligamentos y los dientes son varios ejemplos de tejido conectivo.

La inflamación puede dar lugar a numerosas enfermedades en el tejido conectivo. La enfermedad cardiovascular también se asocia con los procesos inflamatorios. A través de su efecto de bloqueo en varias enzimas proinflamatorias, los micronutrientes son capaces de suprimir las inflamaciones con gran eficacia.

Por lo tanto, el término "enfermedades del tejido conectivo" abarca una amplia gama de dolencias – algunas de ellas hereditarias – mientras que otras se desarrollan debido a la inflamación excesiva. Ejemplos de enfermedades inflamatorias son: esclerodermia, lupus, artritis reumatoide, vasculitis (inflamación de los vasos sanguíneos), enfermedades del tejido conectivo mixto, etc.

Un estudio reciente publicado en Scientific Reports (revista científica de acceso abierto), indicó la estrecha relación existente en el aumento de la incidencia de las enfermedades cardiovasculares en personas con enfermedades del tejido conectivo¹. Esta es una publicación basada en la evaluación retrospectiva, de las historias clínicas de cerca de 250.000 pacientes adultos con enfermedades del tejido conectivo, que incluyen la artritis reumatoide, el lupus, la esclerodermia, y la dermatomiositis (caracterizada por debilidad e inflamación de los músculos y la piel, con rash cutáneo).

Los autores concluyeron que pacientes afroamericanos con enfermedades del tejido conectivo, fueron significativamente más propensos a tener algún tipo de enfermedad cardiovascular – aterosclerosis, infarto de miocardio, angina de pecho, o un derrame cerebral (apoplejía) – en comparación con los pacientes de origen caucásicos. Estas enfermedades cardiovasculares se caracterizan por el estrechamiento de los vasos sanguíneos y la inflamación sistémica. Los resultados también indicaron que pacientes jóvenes afroamericanos con enfermedades del tejido conectivo, desarrollaron enfermedades cardiovasculares antes que el resto de la población.

Si bien este estudio en particular fue diseñado para detectar correlaciones en lugar de determinar las relaciones causales del aumento de la incidencia de las enfermedades cardiovasculares en los pacientes afectados por trastornos del tejido conectivo, se sabe que la causa fundamental para ambos implica inflamación sistémica generalizada en el cuerpo. La inflamación es una reacción temporal en respuesta a cualquier tipo de lesión del tejido, para iniciar el proceso de reparación de los mismos. A pesar de que es una reacción temporal, la inflamación puede persistir durante años cuando los agentes nocivos como el tabaquismo, y otros irritantes que son nocivos para los tejidos, no se eliminan. Pueden resultar en una artritis, gastritis, esclerosis múltiples, aterosclerosis e incluso cáncer.

Hemos probado los efectos antiinflamatorios de una mezcla de micronutrientes compuestos por vitamina C, los aminoácidos lisina y prolina, y el extracto de té verde, en células del músculo liso aórtico humano². Estos hallazgos son importantes en relación con los procesos de inflamación asociados con la progresión de la aterosclerosis. En otro estudio, hemos demostrado que una mezcla de seleccionados micronutrientes en combinación con flavonoides cítricos y quercetina, trabajaron sinérgicamente y redujeron significativamente los marcadores inflamatorios en la sangre³. Todos estos resultados han demostrado que una suplementación con micronutrientes, proporciona mejor protección contra la inflamación que los analgésicos comunes – Ibuprofeno – y reducen los niveles de las enzimas Cox2 y otros marcadores inflamatorios. Es importante mencionar que fármacos inhibidores de las Cox2 tales como el Vioxx – con sus innumerables efectos secundarios adversos – constituyen un riesgo para la vida de los pacientes y fueron retirados del mercado hace unos años.

En la actualidad, aparte de la supresión artificial de los síntomas, no hay curas satisfactorias disponibles para la inflamación, enfermedades del tejido conectivo, o enfermedades cardiovasculares. Hemos demostrado que los micronutrientes son seguros, efectivos, y proporcionan beneficios adicionales para la salud.

Referencia:
1. F J. Alenghat. Scientific Reports, 2016; 6:20303 (2016)
2. V. Ivanov, et al., Journal of Cardiovascular Pharmacology 2007, 50(5): 541-547
3. V. Ivanov, et al., International Journal of Molecular Medicine 2008; 22(6): 731-741