LA ORGANIZACIÓN PARA LA SALUD FUNDADA POR EL DR. RATH ES ÚNICA EN EL MUNDO:
TODOS LOS BENEFICIOS SE DESTINAN A UNA FUNDACIÓN DE UTILIDAD PÚBLICA. leer más

Dr. Rath Health Foundation

Dr. Rath Health Foundation

 

Página principal > Research News > Articles

La importancia de los micronutrientes para mantener el cabello sano

Independientemente de que en nuestra sociedad la apariencia personal ha adquirido gran importancia, el cabello y el pelo en general en todo el cuerpo, son características distintivas de los mamíferos. Las principales funciones del pelo son: regular la temperatura corporal, facilitando la evaporación del sudor en climas calurosos, y crear un aislamiento adicional mediante el cierre de los poros de la piel en tiempo frío.

Los micronutrientes no sólo son importantes para nuestra salud en general, sino también para un cabello sano y hermoso. Los científicos del Instituto de Investigaciones del Dr. Rath recientemente demostraron que una combinación de diferentes nutrientes celulares puede estimular el crecimiento del cabello.

A pesar de su función importante, el pelo en sí no es tejido vivo. Pequeños vasos sanguíneos en la base de cada folículo piloso alimentan la raíz del pelo para mantenerlo creciendo. Sin embargo, el pelo que vemos en el cuerpo contiene sólo células muertas. A medida que las nuevas células crecen en la base del folículo piloso, las células más viejas mueren y son forzadas a lo largo del folículo hacia el cuero cabelludo. Es normal que perdamos aproximadamente 100 a 150 pelos al día. El cabello está hecho de una proteína llamada queratina, y su color está determinado por la presencia de melanina secretada por las células de pigmento. A medida que envejecemos, estas células de pigmento mueren y el cabello se vuelve gris.

Un cabello sano, no sólo es importante para la buena apariencia sino que también la salud de nuestro cabello puede indicar ciertas condiciones físicas o psicológicas subyacentes de salud. Enfermedades de la glándula tiroides, especialmente hipotiroidismo, puede conducir a la falta de brillo, fragilidad y debilitamiento o caída del cabello crónica y difusa. Los trastornos de las glándulas suprarrenales, como el síndrome de Cushing, pueden crear un cabello seco y quebradizo. La Psoriasis, una enfermedad autoinmune, puede formar parches gruesos en la cabeza que inicialmente pueden confundirse con caspa. Otra enfermedad autoinmune que afecta sólo al cabello es la alopecia. En el caso de la alopecia, la respuesta inmune del cuerpo se dirige a los folículos pilosos, provocando que las manchas redondas en la raíz del cabello hagan que este se caiga. A veces la diabetes y la aterosclerosis pueden desencadenar la pérdida del cabello debido al bloqueo del suministro de sangre a los folículos pilosos. Aproximadamente 20.000 personas se ven afectadas por la alopecia cada año en los EE.UU., y no hay un tratamiento específico para que al menos una causa subyacente pueda ser identificada.

Además, muchos fármacos en venta bajo prescripción facultativa pueden causar también pérdida del cabello. Estos incluyen fármacos de quimioterapia, betabloqueantes como Propranolol y Atenolol, anticoagulantes como la Warfarina y muchos fármacos utilizados para controlar la artritis, la enfermedad de Parkinson y otras afecciones. Los productos químicos utilizados en los productos para el cabello, son los principales causantes de daños y pérdida del mismo.

Una dieta saludable y un estilo de vida sano, son las maneras más fáciles de mantener el cabello saludable. Nutrientes tales como ácidos grasos omega-3, proteínas, casi todas las vitaminas B, ácido fólico, zinc y vitaminas C y E son importantes para fortalecer el cabello, y mantenerlo brillante y saludable. La vitamina C en sinergia con los aminoácidos lisina y prolina ayuda a construir un colágeno saludable. El colágeno es la proteína más abundante presente en nuestro cuerpo y comprende aproximadamente un tercio de nuestro cuerpo incluyendo la piel, cabello y uñas. La vitamina C ayuda a proteger el cabello contra los daños causados por los radicales libres, que pueden hacer que el cabello sea frágil.

Realizamos un estudio1 utilizando una mezcla de micronutrientes en sinergia, que incluyó la vitamina C, lisina, prolina y otros, para evaluar sus efectos sobre el crecimiento del cabello en un grupo de ratones que son propensos a la pérdida del cabello muy similar a los humanos.

Los ratones fueron divididos entre tres grupos y recibieron un tratamiento con aceite de oliva, que fue aplicado directamente en la piel afeitada de los animales. Con los grupos 1 y 3 se utilizó simplemente aceite de oliva, y con el segundo grupo se utilizó aceite de oliva mezclado con una combinación de los nutrientes mencionados arriba.

El equipo de investigación de Dr. Rath observó que el crecimiento del cabello en el grupo que recibió el aceite mezclado con los nutrientes fue significativamente mayor que en los otros dos grupos.

Muchos productos comercialmente disponibles, que promueven al crecimiento del cabello, están cargados de productos químicos que pueden dañar el mismo y la salud en general. Sin embargo, los micronutrientes son significativamente la mejor opción para obtener y mantener un cabello saludable. Al elegir productos para usted y su familia, busque aquellos que estén formulados con ingredientes beneficiosos en lugar de perjudiciales.